Después de varias semanas sin escribir una entrada de mis consejos fotográficos para padres, hoy te traigo una cargadita de información, y de la buena 😉

Hoy te hablaré de LA LUZ.

La luz es el elemento más importante de una fotografía. Si no hay luz, no hay foto.

Aprender a encontrar y usar la luz disponible que tenemos en cada momento, no es tarea fácil.

Se requiere mucha práctica para ver y entender la luz, que a veces no es tan obvia.

Así que, ¡empieza a entrenar tus ojos desde ya! y verás el cambio tan brutal que sufrirán tus fotos.

En la entrada de hoy te daré algunos trucos y consejos prácticos para sacar buenas fotos dentro de casa.

La luz en interiores, un auténtico reto

Si te decía que entender y usar la luz no es tarea fácil, lo es menos aun cuando hablamos de la luz que tenemos disponible en nuestras casas.

Sacar fotos en interiores buscando una luz interesante puede ser un auténtico reto.

En estos casos, la mayoría de las veces, estamos hablando de sacar fotos con poca luz. Y sacar fotos con poca luz tiene cierta complejidad y aquí tu equipo va a ser determinante a la hora de poder o no sacar según que fotos.

Cuando vayas a sacar una foto dentro de tu casa, lo primero que tendrás que hacer es buscar e identificar una fuente de luz. A veces está muy clara o otras veces no tanto.

“La luz disponible es ¡cualquier luz disponible!” W. Eugene Smith (fotógrafo documental)

Si bien esta afirmación es verdad, sobre todo si usas una cámara con una alta sensibilidad ISO y un objetivo muy luminoso, recuerda que nuestros ojos “ven” mucha más luz que los sensores de nuestras cámaras. Cuando para ti haya suficiente luz, puede que no la haya para tu cámara.

Si quieres sacar una foto en una situación donde hay muy poca luz, tendrás que llegar a un compromiso entre los valores de apertura (número f), velocidad de obturación y sensibilidad ISO. Alguno de estos valores se tendrá que ver “sacrificado” para conseguir sacar esa foto. ¿Recuerdas cómo funcionaba el triángulo de exposición? Aquí te lo contaba.

¡No temas subir el ISO cuando estés haciendo fotos dentro de tu casa! Es preferible subir el ISO durante la toma que subir la exposición durante la edición. ¡Recuérdalo!

sacar buenas fotos dentro de casa
Por lo general, las fotos dentro de casa se consideran fotos con poca luz y tendremos que subir el ISO para conseguir exponer correctamente la imagen. Izda.: SOOC (ISO 3200, f1.6, 1/200) está claramente subexpuesta a pesar de haber usado un valor ISO alto, Dcha.: Incrementada +1,5 la exposición en la edición

Una vez hayas encontrado tu fuente de luz, tendrás que determinar la calidad de la luz y su dirección, y con estas dos cosas podrás elegir cómo situar a tu sujeto y qué parámetros usar en tu cámara para conseguir una exposición “correcta”.

En busca de la mejor luz

Dentro de nuestras casas nos podremos encontrar con dos tipos de fuentes de luz: natural y artificial.

En la medida de los posible, te aconsejo que busques y uses fuentes de luz natural.

Disparar con luz natural, requiere un mayor entendimiento de la luz que cualquier otra forma de luz artificial (flash, luz continua, focos, …). Es de las cosas más difíciles de la fotografía, pero una vez que descubres cómo sacarle el mayor partido, consigues que tus fotos cobren vida. La luz natural añade una autenticidad a las imágenes que no se puede replicar en estudio.

Las luces artificiales que solemos tener en casa, además de estar situadas en posiciones (en general) no muy buenas para sacar fotos (los halógenos del techo, por ejemplo, son matadores), suelen dar un color no muy favorecedor que lo más seguro tendrás que corregir en la edición. El balance de blancos en estas situaciones es crítico y muy complicado de ajustar, sobre todo si tienes varias fuentes de luz diferentes.

LUZ NATURAL – Ventanas y puertas

La principal fuente de luz natural de una casa son las ventanas y, en ocasiones, determinadas puertas al exterior.

Para poder sacar el máximo partido a la luz de tu casa y conseguir hacer fotos increíbles dentro de ella, tendrás que conocer muy bien cada habitación de tu casa.

Busca y estudia la luz que entra por cada ventana/puerta de cada habitación.

La luz cambia mucho, muchísimo, según la orientación que tenga esa ventana/puerta, la hora del día e incluso la estación del año.

sacar buenas fotos dentro de casa
Sacar fotos en la misma habitación pero a diferentes horas del día va a requerir ajustes tan dispares como los que puedes ver en las imágenes (Izda.: 12h, ISO 2800, f2.8, 1/200; Centro: 13h, ISO 1600, f2, 1/250; Dcha.: 17h, 400, f2.8, 1/200)

Presta especial atención a las luces y a las sombras que se proyectan. Fíjate cómo se va bañando de luz la habitación, por dónde y cómo se van creando las sombras.

En una misma habitación es muy probable que puedas sacar diferentes tipos de fotos, según el momento que elijas. Podrás hacer fotos muy “dramáticas”, con mucho contraste, con unas sombras muy profundas, unas luces brillantes… y también fotos llenas de luz, con unas sombras suaves o inexistentes.

sacar buenas fotos dentro de casa
Fotos sacadas en la misma habitación, la diferencia está en la hora a la que se sacó y dónde están situados. Izda.: Con luz dura y frontal, se crean fuertes sombras por la posición en la que están. Dcha.: Con luz difusa conseguimos que no haya fuerte contraste en la imagen

Cuando conozcas la luz que tienes disponible en cada momento, podrás aprovecharla y sacar el tipo de foto que estés buscando.

LUZ ARTIFICIAL – Lámparas, luces en el techo, LCDs (pantallas)

Como te decía antes, si puedes evitar usar luz artificial para sacar tus fotos. ¡Hazlo!.

Es mucho mejor subir el ISO todo lo que puedas que encender lámparas, halógenos o cualquier otra luz artificial (flash, incluido).

Si no tienes más remedio que usarlas, mi consejo es que las uses de un modo más “creativo”. Intenta situar tu fuente de luz de forma que incida lateralmente y juega con las luces y sombras.

El blanco y negro (para mi) es la mejor elección en estos casos, aporta dramatismo y elimina el tono tan feo que dan ese tipo de luces.

como hacer buenas fotos dentro de casa

¿Y ahora qué? ¿cómo coloco a mi sujeto? ¿cómo me coloco yo para disparar?

Entendamos un poquito más la luz

La luz tiene una serie de cualidades que deberemos conocer para aprovecharlas y conseguir las fotos que tenemos en mente.

INTENSIDAD

Es la cantidad de luz que incide sobre tu sujeto y determina cómo de iluminado estará.

Cuanto más grande sea tu fuente de luz (un ventanal o puertas correderas vs. ventana pequeña) y cuanto más cerca sitúes a tu sujeto de ésta, más iluminado estará. Obvio, ¿no? 😉

Lo más importante que debes saber en estos casos es que cuanto más grande sea la fuente de luz y cuanto más cerca esté tu sujeto de la fuente de luz, más suaves serán las sombras que se proyecten sobre él.

A no ser que busques justo lo contrario, fuertes contrastes y transiciones entre luces y sombras muy marcadas, intenta situar a tu sujeto lo más próximo a la fuente de luz.

sacar buenas fotos dentro de casa
Acerca a tu sujeto a la fuente de luz y tendrás sombras menos marcadas. Aléjalo y verás cómo cae rápidamente la luz, dejando una parte bien iluminada y la otra prácticamente a oscuras

DIRECCIÓN

La dirección, como su propio nombre indica, nos dice de dónde viene la luz y cómo va a incidir en nuestro sujeto.

Nos podemos encontrar con luz frontal, lateral, trasera (es el llamado “contraluz”), cenital (incide desde arriba) y nadir (incide desde abajo).

Según cómo incida la luz, tendremos un efecto u otro.

  • La LUZ FRONTAL ilumina uniformemente todas las partes visibles de tu sujeto. No crea tantas sombras y, por tanto, la imagen es más “plana”. Lo que sí hace la luz frontal es resaltar mucho más los colores y también te permite tener ese brillo o toque de luz en los ojos, tan bonito e importante en los retratos. Una dificultad al fotografiar a personas con este tipo de luz es que cuando la luz incide frontalmente la gente no está cómoda y suele poner caras raras, guiñar los ojos, cerrarlos… la luz frontal molesta y mucho (sobre todo al aire libre), a no ser que sea suave o difusa como veremos cuando hablemos de calidad

sacar buenas fotos dentro de casa

  • La LUZ LATERAL aporta volumen y resalta las texturas. Todo lo contrario que la luz frontal. Este tipo de luz crea imágenes más “dramáticas” con un mayor contraste gracias a la diferencia entre las luces y sombras. Según sea la calidad de la luz, algunas partes estarán perfectamente iluminadas (o incluso «quemadas») y otras quedarán en la sombra, perdiendo todo o gran parte del detalle de lo que hay en ellas. Este tipo de luz aporta un mayor interés a imágenes donde quieres mostrar seriedad, tristeza, melancolía, misterio, soledad…
como hacer buenas fotos dentro de casa
Según sea la calidad e intensidad de la luz, tendrás imágenes con más o menos contraste. Según lo que quieras conseguir tendrás que jugar con acercar, alejar a tu sujeto de la fuente de luz o incluso usar algún tipo de difusor para suavizar las sombras (puedes usar una cortina, visillo o sábana blanca)
  • El CONTRALUZ se utiliza sobre todo para crear siluetas, aunque también es ideal para crear imágenes como con neblina, halos de colores, rayos de luz… que pueden llegar a ser mágicas, tanto en interior como en exterior. Cuando la luz incide en tu sujeto desde atrás (de forma frontal a la cámara), el fondo estará muy iluminado mientras que tu sujeto principal estará en la sombra. Esta situación es muy compleja de resolver para la cámara, a la hora de enfocar y también para exponer correctamente la imagen. Al haber tanto contraste, debes llegar a un compromiso y decidir qué es lo que quieres que se vea correctamente y qué partes te dan más o menos igual
como hacer buenas fotos dentro de casa
Con los contraluces puedes conseguir imágenes con fuertes contrastes con blancos puros y negros muy pronunciados, o también puedes conseguir imágenes llenas de luz con colores suaves. Según lo que quieras conseguir tendrás que medir la luz en un sitio u otro para exponer la foto de acuerdo a lo que estás buscando
  • La LUZ CENITAL crea unas sombras muy feas en la cara, sobre todo debajo de la nariz, y no es muy buena opción si estás haciendo retratos. Por eso, si en tu casa tiene halógenos en el techo (yo los tengo!), intenta por todos los medios evitar hacer fotos con esas luces encendidas. A veces, sobre todo en los baños, no tenemos otra luz disponible y, bueno, en estos casos que no nos quedará más remedio que utilizarla podremos intentar suavizar esas sombras que se creen en la edición
  • Tampoco son muy favorecedoras las luces que iluminan desde abajo (LUZ NADIR) pero bueno, es raro encontrárnoslas en casa y mucho menos como la única fuente de luz disponible

Mis preferidas son sin duda la luz lateral y el contraluz. Tanto para fotos al aire libre como en el interior de mi casa. Siempre que puedo uso estos tipos de luz y según lo que quiera conseguir elijo entre lateral o contraluz (normalmente gana el contraluz 😉 )

Te propongo un ejercicio. Coloca lo que quieras fotografiar cerca de la fuente de luz y ¡muévete alrededor! Fíjate cómo cambiando el ángulo desde el que disparas cambia también la impresión general de la imagen.

CALIDAD

La calidad de la luz afecta enormemente a la imagen final.

Cuando hablamos de calidad, generalmente nos referimos a si la luz es dura o suave.

  • Una LUZ DURA crea fuertes sombras y contraste cuando la luz da directamente sobre tu sujeto, ya sea de forma frontal o lateral. Es una luz muy dirigida. Es la típica situación que te encontrarás cuando estés sacando una foto dentro de tu casa cerca de una ventana por donde entra directamente la luz del sol. Puedes usar este tipo de luz para crear cierto drama en tus imágenes, pero si no te gustan que se formen sombras fuertes sobre tu sujeto, te aconsejo que en estas situaciones hagas la foto a contraluz
como hacer buenas fotos dentro de casa
La luz dura crea (sobre todo) partes «quemadas» en la imagen que son muy difíciles de recuperar en la edición, así que tendrás que tener especial cuidado en que no caigan en zonas que quieras que sea vean bien como la cara. Si cubres la fuente de luz con algo que impida que lleguen los rayos directamente a tu sujeto, pero que al mismo tiempo deje pasar la luz, habrás conseguido transformar tu fuente de luz dura en difusa
  • Una LUZ SUAVE o DIFUSA crea sombras suaves y poco o nada de contraste a la imagen. También minimiza las texturas, “aplana” un poco la imagen. Es una luz indirecta y es mucho más fácil de usar que la luz dura. Dentro de tu casa la encontrarás cerca de ventanas cuando el sol no entra directamente (bien por la hora del día bien porque el día esté nublado o porque esté tapado de alguna forma -por ejemplo, con árboles-)
como hacer buenas fotos en casa
La luz difusa sobre todo la tendrás si bajas los estores, cierras las cortinas o visillos o en días nublados. Con luz difusa y lateral conseguirás imágenes con volumen, con cierto contraste pero también tendrás detalle en las sombras. ¿Qué más se puede pedir? 😉

COLOR

Cuando hablo de color me refiero a la temperatura de la luz.

Según sea la temperatura predominará en tu imagen un tono más cálido (naranjas, rojos…) o más frío (azules, verdes…).

También se conoce como balance de blancos (¿te suena verdad?) y puedes ajustarlo, tanto en tu cámara durante el disparo como en un programa de edición a posteriori, para conseguir que los colores se ajusten lo más posible a la realidad o para dar un toque creativo añadiendo una dominante de color que no es real.

El balance de blancos se merece un post completo así que no voy a hablarte más de él hoy.

como hacer buenas fotos dentro de casa
Cambiando sólo la temperatura puedes conseguir efectos totalmente opuestos en tus fotos, transmitiendo diferentes sensaciones en el espectador -muy ligadas a la teoría del color-

Como ves, entender y saber manejar la disponible dentro de tu casa es complejo y requiere tiempo, paciencia y sobre todo práctica, práctica y más práctica. Así que empieza hoy mismo a estudiar cada habitación, cada ventana, cada puerta al exterior. Saca la misma foto a diferentes horas y verás las diferencias.

La próxima semana te mostraré cómo medir la luz dentro de tu casa para conseguir diferentes efectos en tus fotos.

¡Hasta la próxima semana!

PD: Si te ha gustado esta entrada, puedes compartirla con tus amigos de las redes sociales, yo te lo agradeceré un montón 🙂

Compartir
Comentarios

Me encanta, súper bien explicado…. Ahora tengo q buscar tiempo para ponerlo e práctica!!!
Muchas gracias Patricia!

Muchas gracias por tu tiempo, lo intentaré

Da gusto leer a alguien tan generoso, compartiendo conocimientos. Mil gracias!

Gracias Natalia! yo feliz de compartirlos

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.