fbpx

En el artículo anterior te contaba cómo encontrar y entender mejor la luz que hay dentro de tu casa para así conseguir las fotos que tienes en mente.

Hoy te voy a hablar de cómo medir la luz y exponer correctamente las fotos que hagas dentro de casa.

Pongo «correctamente» porque ya sabes que la fotografía es un arte y, como tal, es una forma de expresión muy personal y por eso no existe algo correcto o incorrecto. Todo vale, siempre que tenga un fin. Lo correcto será todo aquello que te permite expresar mejor tu forma de mirar, de ver el mundo, de plasmar en una imagen tu realidad, la que quieres enseñar.

La forma de exponer afecta muchísimo al estado de ánimo o emoción que transmite la imagen. Con una misma imagen puedes conseguir que el espectador experimente diferentes tipos de reacciones según tu elección a la hora de exponer de una forma u otra.

Así que vamos a decir que expones «correctamente» cuando consigues reflejar en tu imagen lo que estás buscando, lo que quieres transmitir al espectador.

Antes de empezar, conoce bien tu cámara 

No todas las cámaras se comportan igual frente a las mismas condiciones de luz, sobre todo en condiciones de escasa luz. Ya te hablaba de cómo afectaba la sensibilidad del sensor (ISO) a la capacidad de la cámara para captar más o menos luz aquí y de cómo tener un objetivo luminoso (f1.4 – f2.8) te va a permitir sacar fotos con muy poca luz.

Tú mayor aliado, el exposímetro

Ya te lo contaba aquí, cuando te mostraba cómo funcionaba el triángulo de exposición (ISO, apertura y velocidad de obturación, ¿recuerdas?) y cómo el exposímetro que lleva incorporado la cámara te permite determinar antes de disparar la exposición “correcta”.

¿Te acuerdas que te decía que la exposición “correcta” era cuando el indicador del exposímetro estaba en el centro, en el valor 0? Pues bueno, eso no es del todo correcto.

La realidad es que el exposímetro de la cámara mide la cantidad de luz reflejada y calcula la exposición “correcta” en base a un gris medio como el que te muestro en esta imagen.

Tarjeta de gris 18%
Tarjeta Gris Medio (18%)

¿Qué significa eso en la práctica?

Si mides la luz en un objeto muy clarito o blanco y determinas los valores del triángulo de exposición para que el exposímetro esté en el 0, resultará una imagen subexpuesta. Le estás diciendo a la cámara que lo que realmente era blanco es un gris medio y la cámara expondrá de acuerdo a eso, oscureciendo la imagen.

En el caso contrario, si mides la luz sobre un objeto muy oscuro o negro y expones para conseguir que el indicador esté en el 0, resultará una imagen sobreexpuesta ya que le estás diciendo a la cámara que es un gris medio y no negro.

Para que lo entiendas bien te lo muestro con ejemplos:

medir la luz y exponer correctamente en interiores
Fíjate cómo afecta la zona que uses para medir la luz. Ambas: Medición puntual. Arriba: Poniendo el área de medición sobre una zona muy oscura, casi negra, y buscando el 0 en el exposímetro nos da una imagen muy sobreexpuesta, ya que le estamos diciendo a la cámara que ese negro es en realidad un gris medio. Abajo: Poniendo el área de medición sobre una zona clara de la imagen y diciéndole que es un gris medio, la cámara hace un trabajo mejor y nos calcula la exposición para que esa zona sea un gris medio. Al ser más blanco, la imagen resulta un poco subexpuesta para esa zona.

Entonces, ¿dónde mido la luz? y ¿cómo determino la exposición “correcta”?

La verdad es que hay muchas formas de hacerlo. Pero de lo que más va a depender es del modo que estés usando para medir la luz con tu cámara.

¿Recuerdas los 3 modos de medición/ exposición que suelen traer las cámaras: matricial, ponderado central y puntual (así se suelen llamar en Nikon)? ¿Recuerdas cómo afectaba cada uno de ellos a tu imagen final? En estas imágenes verás la diferencia entre uno y otro.

medir la luz y exponer correctamente en interiores
Arriba: ISO 3200, f2, 1/160 Medición puntual: da un mayor contraste, más sombras que aportan una mayor dimensión a la imagen al mismo tiempo que la cara está perfectamente expuesta; Centro: ISO 3200, f2, 1/125 Medición matricial: imagen un poco más clara respecto a la medición puntual ya que usa todo el encuadre para evaluar la exposición; Abajo: ISO 3200, f2, 1/60 Medición ponderada central: en esta situación la medición ponderada central no se comporta bien, porque justo en el centro hay una zona oscura y por tanto la cámara calcula la exposición en base a esa zona, aclarando demasiado el resto de la imagen. En todas buscaba que el indicador del exposímetro estuviera en el 0.

Si tienes alguna duda, repásalos aquí antes de seguir adelante 😉

Para hacer fotos en interiores, yo te recomiendo que uses el modo puntual para así conseguir exponer correctamente las partes más iluminadas (las luces) y crear imágenes con sombras, con contraste (que las sombras no estén “claras”).

Una vez que tienes claro cómo mide la luz la cámara (según el modo que estés usando), sólo tendrás que decidir sobre qué parte de tu imagen colocas el área de medición y ajustar los parámetros de tu cámara para exponer correctamente esa parte.

Buscando el gris medio

Como te decía antes, hay muchas formas de exponer correctamente una imagen, sabiendo cómo funciona nuestra cámara.

Sistema de Zonas

Muchos de los que vienen de fotografía analógica, de trabajar en el cuarto oscuro, tiene un buen conocimiento del Sistema de Zonas de Ansel Adams y exponen de acuerdo a él.

Yo creo que es muy buena referencia pero puede resultar algo compleja de usar al principio. Hay que practicar mucho para saber “ver” los colores y transformarlos a escala de grises.

 

Sistema de Zonas
Sistema de Zonas

Otra forma mucho más sencilla

Como sabemos que la cámara calcula un gris medio para determinar la exposición correcta, sólo necesitamos poner el área de medición en una zona de la imagen donde haya más o menos la misma cantidad de luces (partes claras) y sombras (partes oscuras). 

De esta forma la cámara calcula el gris medio y nosotros podemos determinar los parámetros de ISO, apertura y velocidad de obturación buscando el valor 0 en el exposímetro.

Recuerda: Si consigues meter en esta área zonas muy muy oscuras o negras y zonas muy muy claras o blancas, más o menos a partes iguales, la cámara calculará mejor el gris medio y podrás «fiarte» más de que el indicador del exposímetro esté en el 0.

Con medición puntual, es mucho más sencillo seleccionar una parte muy concreta de la imagen donde se dé esta situación, pero si eliges otro modo de medición también podrías hacerlo igual, acercándote hasta llenar el área de medición con esa misma zona de luces y sombras.

Te muestro cómo hacerlo con ejemplos prácticos, según el tipo de luz que estés usando.

A contraluz

Cuando hacemos fotos a contraluz, tal y como te comentaba en la entrada de la semana pasada, podemos estar buscando hacer siluetas o, por el contrario, querer que se vea bien a la persona en cuestión “quemando” así el fondo.

Si quieres sacar siluetas tendrás que exponer para el fondo (la parte más clara de la imagen).

Sitúa el área de medición (el punto de enfoque en caso de modo puntual si usas Nikon) sobre la parte más clara de la imagen y busca el 0 en el exposímetro. De esta forma, no “quemamos” esa parte de la imagen (mostrará detalle) y nuestra silueta quedará bien definida (estará oscura).

Un consejo: las fotos de siluetas funcionan mucho mejor si se ven perfectamente los perfiles o, en su defecto, están de espaldas.

medir la luz y exponer correctamente en interiores
Izda.: Midiendo la luz y exponiendo para la zona más clara de la imagen conseguimos mostrar detalle (no quemar) esa zona; Dcha.: Mantengo la exposición y enfoco a la persona (al perfil) para conseguir la silueta que estoy buscando (ISO 3200, f2.8, 1/1600)

Si lo que quieres es que se vean las caras, por ejemplo, tendrás que situar el área de medición en una zona que pilles parte de la cara o del cuerpo (zona clara) y parte del pelo o ropa o cualquier otra zona oscura cercana. Haciendo esto estás incluyendo zonas claras y oscuras en el área de medición y como tu cámara calcula el gris medio a partir de ella, puedes ajustar tus parámetros hasta que el exposímetro esté en 0.

medir la luz y exponer correctamente en interiores
Incluyendo dentro del área de medición parte de la cara (zona clara) y parte de barba, pelo u otra zona oscura cercana, conseguimos que la cámara calcule mejor el gris medio y nosotros podremos «fiarnos» más a la hora de buscar el 0 en el exposímetro

Con luz lateral (por ejemplo, de una ventana)

En estos casos, busca colocar tu área de medición en la zona de transición entre luces y sombras.  Que pille un poco de la zona más clara que quieras que salga correctamente (por ejemplo, el pelo o una parte del cuerpo/cara) y la sombra más cercana. Ajusta luego tus parámetros para que el exposímetro marque el 0.

medir la luz y exponer correctamente en interiores
Arriba: ISO 3200, f2, 1/125 Incluyo parte de la zona más clara de la cara y parte de sombras para conseguir el gris medio. Como la zona de sombra no es muy oscura, la imagen sale algo más «clara» que la de abajo; Abajo: ISO 3200, f2, 1/200 Dentro del área de medición he incluido parte del ojo (muy oscuro) y de la cara (muy clara) de forma que la cámara calcula algo mejor el gris medio y la exposición (buscando el 0) es «más correcta»
medir la luz y exponer correctamente en interiores
Más ejemplos para que veas cómo afecta la cantidad de oscuros y claros que metas en el área de medición a la exposición «correcta» que calcula la cámara. Arriba: ISO 3200, f2, 1/320 (hay más parte de oscuros); ISO 3200, f2, 1/200 (hay más parte de claros y tonos medios)

Con muy poca luz (casi a oscuras)

En situaciones de muy poca luz, mide directamente en la zona más clara de la imagen que quieras que se vea correctamente.

Haciendo esto sabes que la cámara considerará que esa parte de la imagen es gris medio así que según quieras que esté “más o menos gris” tendrás que buscar el 0 o, por el contrario, dar o quitar más luz del sensor.

Si quieres que se vea bien la cara pero que sea una imagen con gran contraste, con fuertes sombras, que refleje la situación tan extrema de luz, yo te aconsejo que quites un poco más de luz haciendo que el indicador del exposímetro esté un poquito hacia el – (Nikon). Mira en los ejemplos que te pongo aquí abajo.

medir la luz y exponer correctamente en interiores
Izda.: Midiendo la luz en la zona más clara de la cara y buscando que el indicador del exposímetro marque 0 obtenemos una imagen con más luz con cierto detalle en la zona de las sombras. Dcha.: Midiendo en la misma zona de la cara pero esta vez buscando que el indicador esté en el -1 (Nikon) para hacer una imagen más dramática con más contraste y sombras muy pronunciadas

Mi último consejo y ¡muy importante! Siempre revisa el histograma en tu cámara antes de “dar por buena” la foto. El histograma no engaña pero la pantalla LCD de la cámara sí.

No te puedes imaginar la de fotos “perdidas” que puedes encontrarte si te fías de cómo se ve en la pantalla de la cámara. Normalmente la pantalla suele tener demasiado brillo y lo que parece que se ve bien, que tiene luz suficiente, luego lo ves en el ordenador y puede estar muy oscura. Mira estos ejemplos que te muestro a continuación.

medir la luz y exponer correctamente en interiores
Arriba Izda.: Cómo se ve en la pantalla LCD de la cámara. Está claramente subexpuesta pero se ve detalle en las sombras, se aprecia lo que sale en la foto. Sin embargo, cuando esa imagen se pasa al ordenador se ve lo que está a la derecha, que es nada. Fíjate en la enorme diferencia que hay de verla en la pantalla de la cámara al ordenador. Abajo Izda.: Si miras los histogramas te darás cuenta de que estaba mucho más oscura de lo que parecía en la pantalla. Prácticamente toda la información está en la zona de negros/ sombras. Abajo Dcha.: Subida la exposición +4.5 para que se viera «correctamente». El blanco y negro te ayuda a disimular un poco el ruido que se genera y darle un toque analógico, de esta forma si la foto es importante para ti puedes «salvarla»

Bueno, hasta aquí la entrada de hoy. Espero que te haya gustado y que te haya resultado interesante.

Lo más importante: practica practica y practica sin parar. Ahora que estamos en invierno es un buen momento para hacer muchas fotos en casa y poner a prueba a tu cámara (y a ti 😉 ).

Si te ha quedado alguna duda o tienes algún comentario que hacerme, puedes hacerlo aquí abajo.

Y ya sabes, puedes compartir este artículo con tus amigos de las redes sociales a través de los botones que hay aquí abajo, yo te lo agradeceré un montón 🙂

¡Hasta la próxima semana!

Compartir
Comentarios

Muy buenos ejemplos!! Tengo una duda que seguro que me aclaras: en la medición puntual, el «punto rojo» dónde vamos a medir la luz de nuestra imagen, coincide también nuestro punto de enfoque? En mi cámara, la D90 así es, pero quería saber tu opinión por si conoces el funcionamiento en otros modelos. Gracias y enhorabuena por tu artículo.

Hola Carlos, muchas gracias!! 🙂 En Nikon coincide el punto de enfoque con la zona que utiliza la cámara para medir la luz en el modo puntual. En Canon no es así. En Canon, la cámara mide la luz (en modo puntual) en el centro del encuadre no donde tengas el punto de enfoque. Este es uno de los motivo por los que me gusta más Nikon 😉 En otras marcas, tipo Sony, Pentax, … no sé muy bien cómo es, nunca he tenido.

Gracias x la aclaración

Que guapa MARTINA

Hola. Estupendo articulo y muy bien explicado como en ningún otro sitio. Para terminar de aclarar mis dudas me gustaría saber de que manera miden el resto de los dos sistemas que quedan, el matricial y ponderada al centro. Es decir si utilizan el punto de enfoque para medir. Me ha parecido leer por algún sitio que en el sistema matricial da mas peso al punto de enfoque pero no lo tengo muy claro. Gracias

Hola Tino, muchas gracias por tu palabras 🙂 Te contesto un poco a tu pregunta. Ni el matricial ni el ponderado al centro utilizan el punto de enfoque. El matricial usa información de todo lo que aparece en el encuadre, todo, y luego con algoritmos más o menos sofisticados (según la cámara) calcular la exposición correcta. El ponderado al centro da más peso a lo que está en el centro del encuadre, lo que hay dentro de un determinado diámetro (en algunas cámaras se puede configurar el tamaño del círculo), da igual donde tengas el punto de enfoque, este método mide en el centro. Escribí un articulo más completo sobre este tema, lo puedes ver aquí: http://patriciabecaroto.com/configurar-una-camara-reflex-para-fotografiar-ninos-pequenos/

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.