Siempre busco la naturalidad, la espontaneidad, el captar como son, sus emociones y relaciones con el resto de la familia de una forma fresca, divertida y natural.

Podrán realizarse en vuestra casa o al aire libre, o incluso si quieres un poco de ambos sitios.

Cuando los niños son ya mayorcitos, me gusta realizar las sesiones de fotos al atardecer porque la luz es más suave y cálida, aunque me adapto a vuestra situación y disponibilidad

Aunque los protagonistas de la sesión sean ellos, también podemos (¡y debemos!) hacer fotos con los papás, con los hermanos o incluso con vuestras mascotas, si os apetece. En definitiva, con toda la familia.