Cuando a mediados del año pasado me decidí a cambiar de vida y dedicarme a lo que más me gustaba, la fotografía, fue sobre todo gracias al apoyo de mi familia y amigos que creían en mi, en que podía hacerlo.

Sin ellos, seguramente no habría dado el gran salto y no habría tenido la oportunidad de conocer a otras maravillosas familias y fotografiar un trocito de su vida de la forma que más me gusta: natural, divertida, fresca y auténtica.

No tengo palabras para expresar mi gratitud a todas estas familias que han confiado en mi para capturar su historia de una forma sincera, tal y cómo son ellos, sin artificios, sin poses.

Todas estas familias entienden la fotografía como yo y eso para mi es muy importante. Entienden la necesidad de capturar recuerdos para siempre, que el tiempo vuela y la memoria falla. Nuestros hijos, nuestra familia, nuestra vida se merece ser recordada para siempre y qué mejor forma que a través de imágenes.

No se me dan muy bien las palabras, tal y como dijo el gran Richard Avedon en su día:

A través de mis fotografías puedo hablar de manera más intrincada y profunda que a través de las palabras

Así que, como homenaje y agradecimiento a todos los que han pasado este año pasado por el objetivo de mi cámara, me gustaría compartir un video con mis fotos favoritas del 2014, de todos esos momentos que pasamos juntos y que llevaré siempre en mi recuerdo.

Por último, sólo decir que estoy muy emocionada por poder continuar este año haciendo lo mismo para otras muchas familias 🙂

¡Gracias!

Compartir
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.